Wikia

Warcraft Wiki

Encomienda a los Vuelos

Discusión7
3.609páginas en el wiki

Redirigido desde El Encargo de los Dragones Voladores

Encomienda a los Vuelos es parte del Capítulo I de la Historia de Warcraft aparecida en la página web de World of Warcraft. Se trata a su vez de una revisión de la historia recogida en el manual de Warcraft III: Reign of Chaos donde esta parte en concreto se encontraba enmarcada dentro del capítulo Los titanes y el orden de una manera más escueta sin la explicación concreta de qué titanes crearon a cada Aspecto.

En IconoWoWMini aparece otra versión retocada en forma de libro que los jugadores pueden leer.



Satisfechos de que el pequeño mundo hubiera sido ordenado y su trabajo completado, los Titanes se prepararon para marcharse de Azeroth. Sin embargo, antes de marcharse, encomendaron a las mayores especies del mundo, la tarea de vigilar Kalimdor por si cualquier fuerza amenazaba su tranquilidad perfecto. En esa época había muchos vuelos, pero ya había cinco que dominaban a los demás. Fue a estos cinco a los que los titanes encargaron la tarea de ser los pastores del floreciente mundo. Los miembros superiores del Panteón imbuyeron con una porción de su poder a cada uno de los líderes de los vuelos. Estos majestuosos dragones (como se describen más abajo) se llegarían a conocer como los Grandes Aspectos o los Aspectos Dragones. Aman'Thul, el Alto Padre del Panteón, entregó una porción de su poder cósmico al enorme dragón de bronce, Nozdormu, lo hizo para que protegiera el propio tiempo y vigilase el siempre cambiante curso del futuro y el destino. Y así, El estoico y honorable Nozdormu empezó a ser conocido como el Atemporal. Eonar, la Titán patrona de toda clase de vida, le dio una porción de su poder a Alexstrasza la leviatán Roja. A partir de entonces, sería conocida como la Protectora y se dedicaría a salvaguardar a todas las criaturas vivas del mundo. Debido a su sabiduría suprema e ilimitada compasión por todas las cosas vivas, Alexstrasza fue coronada la Reina de los Dragones y obtuvo el mando sobre su raza. Eonar también bendijo a la hermana menor de Alexstrasza, la ágil dragona verde Ysera, con una porción de influencia natural. Ysera cayó en un trance eterno, vinculada al recién nacido Sueño de la Creación. Conocida como la Soñadora, vigilaría la creciente espesura del mundo desde su frondoso reino, el Sueño Esmeralda. Norgannon, el guardián del saber titán y maestro de la magia, le concedió al dragón azul Malygos una parte de su enorme poder. Desde entonces, se lo conocería como el Tejechizos, el guardián de la magia y los arcanos ocultos. Khaz'goroth, el titán que daba forma y forjaba el mundo, le otorgó parte de su amplio poder al poderoso wyrm negro Neltharion. A Neltharion, conocido a partir de entonces como el Guardián de la Tierra, se le dio dominio sobre la tierra y los lugares profundos del mundo. Representaba la fuerza del mundo y era el mayor seguidor de Alexstrasza. Habiendo recibido tal poder, a los Cinco Aspectos se les encomendó la misión de defender al mundo en la ausencia de los titanes. Con los dragones preparados para salvaguardar su creación, los titanes dejaron Azeroth para siempre. Por desgracia, solo era cuestión de tiempo el que Sargeras descubriera la existencia de este mundo recién nacido...



World of Warcraft Editar sección

En IconoWoWMini puede leerse por medio de un libro cuyo texto presenta algunas variaciones con respecto al publicado en la página oficial de World of Warcraft. Dicho libro puede encontrarse en el segundo piso de una de las casas de Astranaar, la Sala de los Expedicionarios de Forjaz, la fortaleza de Menethil en los Humedales y en Trinquete, cerca de los instructores de ingeniería. Cuenta para el logro Money achievement Erudito.


Encomienda a los Vuelos

Satisfechos con el pequeño universo que habían creado, los titanes se prepararon para abandonar Azeroth. No obstante, antes de partir, encomendaron a las grandes especies del planeta la tarea de vigilar Kalimdor, para evitar que fuerzas adversas amenazaran su perfecta armonía. En aquella época, existían muchas clases de dragones.

Sin embargo, había cinco grupos que dominaban a sus hermanos. Estos cinco grupos fueron elegidos por los titanes para guiar al mundo naciente. Los miembros más destacados del Panteón transmitieron parte de su poder a los jefes de las bandadas de dragones. Estos dragones majestuosos (que se describen a continuación) eran conocidos como los Grandes Aspectos o los Dragones Aspectos.

Aman'Thul, Alto Padre del Panteón volcó parte de su poder cósmico sobre el gigantesco dragón de bronce Nozdormu. El Alto Padre otorgó poderes a Nozdormu para que vigilara él mismo el transcurrir del tiempo y supervisara los intrincados caminos de la fortuna y el destino. El estoico y honorable Nozdormu era conocido con el nombre de El Atemporal.

Eonar, guardiana de la vida, otorgó parte de su poder a la gigantesca Alexstrasza. Mucho tiempo después, Alexstrasza recibió el nombre de la Protectora, pues su misión era defender a todas las criaturas vivientes del planeta. Gracias a su suprema sabiduría y a su ilimitada compasión por todos los seres vivos, Alexstrasza fue nombrada reina de los dragones por los de su especie.

Eonar también bendijo a la hermana menor de Alexstrasza, la ágil dragona verde Ysera, con una porción de su influencia sobre la naturaleza. Ysera cayó en un trance eterno, atada al Sueño de la Creación. Conocida como la Soñadora, vigilaría las extensas áreas salvajes del mundo desde su verdeante reino, el Sueño Esmeralda.

Norgannon, titán guardián del conocimiento y mago maestro, cedió al dragón azul Malygos parte de su vasto poder. A partir de entonces, Malygos fue conocido como el Tejechizos, el guardián de la magia y el arcano oculto.

Khaz'goroth, creador de titanes y forjador del mundo, confirió parte de su extenso poder al poderoso dragón negro Neltharion. Al bondadoso Neltharion, conocido posteriormente como el Guardián de la Tierra, se le otorgó el dominio de la tierra y los rincones más recónditos del orbe. Encarnaba la fortaleza del mundo y actuaba como gran protector de Alexstrasza.

Con estos poderes, los Cinco Aspectos tenían la misión de defender al mundo en ausencia de los titanes. Cuando los dragones ya estaban preparados para vigilar su creación, los titanes abandonaron Azeroth para siempre. Desafortunadamente, el descubrimiento del nuevo mundo por parte de Sargeras era solo cuestión de tiempo.

Enlaces ExternosEditar sección


Spotlights de otras wikias
Solicita el tuyo aquí

Wiki aleatorio