Fandom

Warcraft Wiki

Alma de Dragón

3.719páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Santuario del Ojo de Demonio.jpg

Santurio del alma de demonio

El Alma de DragónAlma de Demonio fue un artefacto creado por el dragón Aspecto Neltharion durante la Guerra de los Ancestros siguiendo las órdenes de los Dioses Antiguos. Este artefacto también fue utilizado por este en la Segunda Guerra, engañando a los Orcos.

HistoriaEditar

La Guerra de los AncestrosEditar

Durante la Guerra de los Ancestros, los cinco dragones Aspecto fueron en la ayuda de los Kal'dorei que luchaban contra los demonios de La Legión Ardiente. Incapaces de dejar escapar semejante oportunidad, los Dioses Antiguos encerrados en las profundidades de Azeroth por los Titanes hace aproximadamente 64.000 años urdieron el primer paso de un plan que llevarían a cabo durante los años siguientes con el único objetivo de escapar de sus cárceles subterráneas y dominar el mundo una vez más.

Los Dioses Antiguos, aun estando atrapados, consiguieron invadir la mente de uno de los dragones Aspecto, Neltharion, líder del Vuelo Negro y señor de las profundidades de Azeroth, inculcándole pensamientos de traición hacia sus hermanos dragones. Neltharion logró hacer caso omiso de sus voces durante algún tiempo, pero en vano. Al final, las voces de los Dioses Antiguos acabaron por enloquecer al gran dragón negro.

La primera tarea que le encomendaron fue crear un artefacto que sería bautizado como 'Alma de Dragón', en el que serían depositadas las energías de todos y cada uno de los cinco dragones Aspecto. Para ello, contactó en secreto con una raza de primitivos Goblin que le ayudaron a crear un molde en el que más tarde vertería su propia sangre, que, mezclada con otros metales, daría lugar a un gran disco dorado (se supone que uno de esos metales fue oro, lo que le concedía ese color).

Cuando el disco estuvo listo, Neltharion regresó con sus hermanos los dragones Aspecto. Bajo la excusa de crear un arma para luchar contra los demonios, el dragón negro logró que todos los demás dragones depositaran una pequeña porción de su poder en el artefacto.

Una vez el Alma de Dragón estuvo lista, Neltharion condujo a los demás vueloshacia una gran batalla que se estaba librando en la capital élfica de Zin-Azshari, donde demostraría el poder de su nueva creación.

Los Kal'dorei, respaldados por los dragones, pensaron que tenían la victoria asegurada, cuando, ante el horror de elfos y dragones, Neltharion usó el Alma de Dragón contra los demonios, elfos y dragones por igual. Al instante, un grupo de dragones del vuelo azul se le echaron encima, pero bastó con un movimiento del artefacto para derribarlos a todos. Así, tras tornarse malvado y traidor, al igual que le pasó al Titán oscuro Sargeras, el aspecto del dragón fue deteriorándose, resquebrajándosele su coraza de escamas y apareciendo un gran agujero de magma en su pecho. A partir de ese momento, Neltharion el Guardián de la Tierra pasaría a ser conocido como 'Alamuerte' el Destructor de Mundos. Asimismo, el nombre del Alma de Dragón pasó a ser el de 'Alma de Demonio', tal y como se le conoce hoy en día.

Tras las incontables pérdidas entre los distintos Vuelos, los dragones decidieron exiliarse e intentaron no ser vistos hasta que se recuperasen por completo del altercado sucedido en Zin-Azshari. Al igual que sus antiguos hermanos, Alamuerte también se ocultó en las profundidades del planeta, donde los Goblin le forjarían una gran armadura de adamantium para evitar que su coraza se resquebrajase aún más.

No obstante, gracias al Sueño Esmeralda, el Archidruida Malfurión Stormrage logró encontrar la guarida del dragón y robar el Alma de Demonio. De vuelta al exterior del planeta, los Dioses Antiguos intentaron persuadir al elfo, pero éste se resistió a la tentación. Cuando casi había llegado a la ciudad élfica, Malfurion fue capturado por su hermano Illidan Tempestira y el sucesor de Lord Xavius, Varo'then, que le llevaron ante la Reina Azshara. Una vez en su palacio, ésta le entregó el artefacto a Mannoroth, el demonio que lideraba las tropas de La Legión Ardiente en Azeroth, que utilizó éste para comenzar a abrir el portal que permitiría entrar por él al mismísimo Sargeras. Sin embargo, justo en ese momento apareció en el palacio la Suma Sacerdotisa Lady Tyrande Whisperwind acompañada de sus más fieles guerreros, gracias a los que, tras una serie de sucesos (ver 'Guerra de los Ancestros'), logró expulsar a los demonios y cerrar el portal, con la grave destrucción del Pozo de la Eternidad.

Una vez La Legión Ardiente fue expulsada de Azeroth, los Aspectos le encomendaron a Malfurion Tempestira la misión de ocultar el Alma de Demonio en un lugar en el que Alamuerte no pudiera encontrarla jamás, y así lo hizo. Para ello, los Aspectos sellaron el artefacto mágicamente para impedir que pudiese ser utilizado una vez más por Neltharion.

Tras la derrota de los demonios, Alamuerte usó sus poderes sobre la tierra para devastar gran parte del continente Kalimdor, sumergiéndolo en el océano, tras lo que se refugió en su guarida a la espera de algún indicio que le indicara la ubicación del Alma de Demonio.

Segunda GuerraEditar

Durante la Segunda Guerra humana, 10.000 años más tarde, Alamuerte encontró la ubicación del escondite en el que se hallaba el Alma de Demonio. Según averiguó, el artefacto había ido a parar a las manos del clan orco Garradragón, asentado en las ruinas enanas de Grim Batol.

Valiéndose de nuevo de los Goblin, en particular de un espía llamado Krill, Alamuerte logró manipular al orco Nekros Rompecalaveras para que le arrebatase el Alma de Demonio al jefe del clan, Zuluhed 'el Golpeado'. Así, bajo las órdenes de su nuevo amo, Nekros usó el Alma de Demonio para esclavizar a la mismísima Alexstrasza, a su consorte Tyranastrasz y algunos de sus huevos, a quienes encontró gracias a los otros peones de Alamuerte, entre los que se encontraba el Archimago Rhonin (ver 'Lord Daval Prestor'), a los que usó a causa de su estrecha relación con la Reina de los Dragones. Sin embargo, lo que Alamuerte no sabía es que Rhonin estaba, a su vez, bajo la influencia de Korialstrasz, otro dragón rojo y amante de la dragona Alexstrasza.

A través de sus espías, Alamuerte logró convencer al clan orco para que abandonasen Grim Batol con la excusa de un ataque humano, cuando en realidad lo que pretendía era sacar a los orcos de su guarida para tener vía libre hasta los huevos de Alexstrasza, que utilizaría para crear una nueva y más poderosa raza de dragones leales a su amo.

No obstante, Korialstrasz se había enterado del secuestro de la dragona roja, por lo que avisó a Rhonin y juntos marcharon hacia Grim Batol en ayuda de su amada, Alexstrasza.

Cuando Alamuerte estaba a punto de robar los huevos de dragón y acabar definitivamente con la Reina Roja, Rhonin consiguió desentrañar los misterios del Alma de Demonio y asídestruir el artefacto de una vez por todas. Tras la destrucción del Alma, el poder de los Cinco Aspectos que había en él fue liberado, al igual que Alexstrasza y Tyranastrasz, que ya no se encontraban bajo su influencia. Así, Alamuerte debió huir no sin antes ser perseguido por los Cuatro Aspectos restantes, tras lo que se ocultó largo tiempo esperando el momento oportuno para regresar de nuevo. Nada se volvió a saber de Alamuerte... ni de muchos de los huevos robados.

World of Warcraft: CataclysmEditar

En la Tercera Expansión de World of Warcraft, ''Cataclysm, Alamuerte reaparece llevando consigo la destrucción y el caos a Azeroth. No obstante, no se conoce dato alguno que mencione en ningún momento el Alma de Demonio o un posible artefacto de cualidades parecidas.

Anécdota de interésEditar

La verdadera razón por la que los Dioses Antiguos ordenaron la creación del Alma de Demonio no fue otra sino atraer al Titán oscuro Sargeras, ya que, tras conocer su inmenso poder, éste pretendería obtenerla, para lo que debería abrir un portal para entrar en Azeroth. Después, los Dioses Antiguos usarían el poder del Alma de Demonio para ampliar ese portal y conseguir así, de una vez por todas, escapar de las jaulas de los Titanes para extender su maldición por todo Azeroth.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar